La paz de Cristo para las personas con discapacidad.

130503

03 DE MAYO DE 2013

Prisionera y liberada. Y todo, al mismo tiempo. Es como, en una ocasión, definió cómo se sentía Joni Eareckson.

Hasta un día de julio de 1967 era Joni, una mujer estadounidense. A partir del día siguiente, tras un accidente en la playa, era Joni, una mujer tetrapléjica, una mujer con discapacidad, una mujer con una etiqueta que le había de acompañar y señalar el resto de la vida, aunque ella luchó para que no fuera así.

Un convencionalismo como la palabra normalidad nos suele servir para ubicar unas fronteras de comodidad, para diferenciarnos de aquellas personas con una discapacidad intelectual, física o sensorial.

Necesitamos estas etiquetas cuando Dios ni siquiera las tiene en cuenta, Él nos invita a mirar, cara a cara y como en un espejo, su gloria. Él fue el primero en dirigirse a personas que, hace 20 siglos, sufrían por ser considerados diferentes. Quizás nos suena a comportamiento arcaico. ¿Seguro? Jesús, de forma explícita, invitó a llenar su casa con ellos.

Se calcula que en España, entre un 10% y un 15% de la población presenta algún tipo de discapacidad…….para descargar todo el artículo 11(Dis)capacidades con Dios

Para escuchar la entrevista con Jordi Torrents en Protestante Digital

Anuncios

Acerca de reamadrid

Church Planting in Europe with European Christian Mission Intl. www.ecmi.org. Catalyst for the Lausanne Movement Church Planting Issue Network.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s